Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 junio 2012

Desde mediados del siglo 20, el proceso de diseño y construcción de edificios ha evolucionado sostenidamente al ir incorporando procedimientos que ya habían estado siendo aplicados en otras áreas de la ingeniería durante un largo tiempo.

Una de las más recientes incorporaciones ha sido el comisionamiento de edificios. Éste ha estado en aplicación por al menos 30 años, sin embargo aún no es enteramente aceptado por la industria y esto es aún más notorio en nuestro país. Si intentamos introducir el concepto de comisionamiento durante las primeras etapas del diseño de un proyecto de edificación, se nos preguntará: ¿por qué hay que agregar una actividad de comisionamiento en forma particular a nuestro proyecto? Si tenemos un buen equipo de diseño, un buen contratista y una inspección técnica, se supone que el edificio debe quedar como debe ser ¿Por qué razón tenemos que agregar un gasto extra como el comisionamiento a este proyecto?

En un mundo ideal, la respuesta debería ser. Si, efectivamente el edificio debería quedar como debe. Sin embargo en la realidad no es así de fácil.

Durante los primeros dos tercios del siglo 20, el comisionamiento de un edificio o instalación no fue una preocupación. De hecho la palabra comisionamiento o ‘commissioning’ no era un término ocupado en la industria del diseño y construcción de edificios, con algunas excepciones en el área industrial donde se comenzó a aplicar con el concepto de ‘puesta en marcha’ o ‘start-up’.

Desde los años 70 en adelante, principalmente en los países más desarrollados, el nivel de tecnología aplicada a los edificios comenzó a aumentar y éstos comenzaron a ser más complejos. Durante esta época no era extraño recibir un edificio cuyos sistemas no funcionaran al 100% y que, en algunos casos, tomara un par de años en que los problemas se resolvieran por completo, si es que lo hacían.

La complejidad de los edificios fue una resultante de in incremento en la complejidad de los sistemas que éstos incluían y que fueron el resultado de diversos avances como: requerimientos de ahorros de energía, ambientes de trabajo seguros, mayores requerimientos de confort, cambio en las tecnologías de oficina, avances en las telecomunicaciones y transmisión de datos, etc. Los sistemas de control digital, ayudan a la incorporación de todos estos avances, al tiempo que agregan gran sofisticación y complejidad.

Ya en los años 90, parecía claro que los métodos tradicionales de puesta en marcha y aceptación de edificios eran inadecuados e insuficientes para dar cuenta del buen funcionamiento del edificio junto todos sus sistemas. El impacto negativo en los ocupantes del edificio y el personal a cargo de su operación, a veces llegaba a límites inaceptables y era necesario realizar períodos de marcha blanca para efectuar ajustes o simplemente hacer un esfuerzo para soportar estos inconvenientes durante el período inicial de operación. Se hizo evidente que este período inicial tenía que reducirse o eliminarse. El Comisionamiento se incorporó a raíz de este problema.

El comisionamiento no es una actividad nueva y ha estado presente por cientos de años en las actividades productivas de la humanidad. El concepto ‘commissioning’ viene de la actividad naval, fue usado y todavía lo es, en las Armadas. Cuando la navegación se impuso como medio de transporte, fue necesario asegurar la integridad de las naves antes de embarcarse en largos viajes, no era posible arriesgarse a un colapso del buque por problemas en su construcción, en alta mar o durante una batalla. Commissioning, de hecho, como expresión viene del momento cuando a un buque se le entrega su ‘comisión’, es decir se le hace entrega de él a su capitán y tripulación y parte en su primera misión.

Actualmente cada embarcación es sometida a un riguroso programa de comisionamiento una vez que se ha completado su construcción, lo mismo sucede con los automóviles, trenes, aeronaves, sistemas de armas y es aún más importante en las naves espaciales. Las serias consecuencias de una falla crítica en estos sistemas impulsa el esfuerzo a eliminar los problemas antes de que estos sean puestos en servicio.

El comisionamiento es una actividad principal antes de dar por terminada la fabricación de cualquier sistema y es más importante en directa proporción con la complejidad de dicho sistema. El comisionamiento se considera parte de la Ingeniería de Sistemas, disciplina que se define como un proceso de gestión de ingeniería interdisciplinaria que evoluciona y verifica un conjunto de sistemas integrados de soluciones con ciclos de vida balanceados que satisfacen la necesidad del consumidor (EIA Standard IS-632).

En la industria, los dispositivos de control son sometidos a bancos de pruebas antes de su instalación, luego de ésta, los equipos y sus controles son sometidos a pruebas adicionales y son calibrados para asegurar que la producción comience de acuerdo a lo programado con una máxima confiabilidad en su operación. El comisionamiento de las líneas de producción es imperativo para asegurar que esté libre de fallas la actividad conjunta y secuencial de todas las máquinas y dispositivos que las componen.

El comisionamiento no es, entonces un concepto nuevo, lo que sí lo es, es la creciente aplicación de éste al diseño y construcción de edificios. Los pobres resultados de los métodos de puesta en marcha tradicionales combinados con las consecuencias que podrían derivarse de una potencial falla, en la salud, la seguridad, los consumos de energía, etc., son el motor que ha dado impulso a la aplicación de la filosofía de comisionamiento a los edificios. Se hace más evidente la importancia de éste al pensar en las instalaciones educacionales y comerciales, como todas aquellas que involucran la presencia masiva de personas.

Debemos tener en cuenta que el comisionamiento no es un evento: es un proceso. Y cuando se ejecuta apropiadamente asegurará la más alta calidad y confiabilidad operacional de la instalación construida.

” Comisionamiento es un proceso enfocado a la calidad, para mejorar la entrega de un proyecto. El proceso se enfoca en la verificación y documentación de que las instalaciones y sus sistemas y ensamblajes están planificados, diseñados, instalados, probados, operados y mantenidos de tal forma de cumplir los Requerimientos del Dueño del Proyecto”

ASHRAE Guideline 0-2005

 

Read Full Post »

Auspiciado por el GBC Chile, se realizó la Feria EcoBuild América 2012 los días 28 y 29 de Mayo de este año. Estuvimos en el Stand de POCH S.A. ambos días e intercambiamos opiniones con otras empresas proveedoras de servicios de certificación y proveedores de productos y materiales para la construcción sustentable. Nuestros ingenieros asistieron a interesantes charlas profesionales y recibieron consultas de diversa índole. Para varios fue una sorpresa que POCH S.A., como empresa de Ingeniería multidisciplinaria también prestara servicios LEED y ya llevara dos proyectos certificados categoría GOLD y nueve en proceso de lograr la preciada placa LEED.

De izquierda a derecha: Alvaro Urrutia, Arquitecto Experto en modelación energética, Jose D Salinas, Ingeniero Politécnico LEED AP, María Jose García, Ingeniero Industrial LEED AP

Read Full Post »